Embajada y Consulado de EE.UU. en Ecuador.

El 25 de septiembre en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, el Vicepresidente Mike Pence anunció más de $48 millones en ayuda humanitaria adicional de Estados Unidos para los venezolanos afectados por la crisis causada por el gobierno venezolano. Con esto, la ayuda humanitaria total de los Estados Unidos para los venezolanos en situación de vulnerabilidad y las comunidades que los acogen llega a más de $95 millones desde octubre del 2016.

En coordinación con ONG humanitarias internacionales y autoridades gubernamentales relevantes, estos $48 millones proporcionarán ayuda humanitaria esencial a los venezolanos en toda la región, incluso ayuda alimentaria de emergencia, albergues para los más vulnerables, agua segura para su consumo y artículos de higiene personal, protección contra la violencia y la explotación y oportunidades de trabajo y educación.

Para Ecuador, Estados Unidos proporcionará $8.6 millones en nuevos fondos para que organizaciones internacionales y ONG contribuyan a los esfuerzos del gobierno ecuatoriano por satisfacer las necesidades humanitarias de los venezolanos en situación de vulnerabilidad. Estos fondos incluyen una contribución de $6 millones del programa Alimentos para la Paz de USAID al Programa Mundial de Alimentos en Ecuador para proporcionar ayuda alimentaria a venezolanos, colombianos, ecuatorianos y de otras nacionalidades que se encuentran en situación de vulnerabilidad.  Estados Unidos también contribuirá con $1.1 millones a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR), $1 millón al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y más de $500.000 a los Servicios Jesuitas de Socorro. La ayuda para migración de Estados Unidos para Ecuador en el 2018 suma más de $16.6 millones.

Estados Unidos aprecia enormemente la generosidad y compasión del Ecuador y de los países de todo el hemisferio que están acogiendo cientos de miles de venezolanos que huyen de la crisis en su país.  Estados Unidos felicita las contribuciones humanitarias hechas por todos los donantes y los exhorta a poner a disposición fondos adicionales para mitigar la creciente crisis.

Como dijo el Vicepresidente Pence “todos sabemos que proporcionar ayuda a aquellos que están sufriendo bajo la tiranía de Venezuela no es una respuesta real.  Esta crisis seguirá creciendo mientras el régimen de Maduro continúe en el poder, continúe negando al pueblo venezolano la democracia y continúe imponiendo la fallida agenda socialista que ha empobrecido al país”.