Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana .

Quito, 30 de mayo de 2019.

Los salones del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana fueron hoy el escenario de la entrega del certificado oficial como Geoparque Mundial de la Unesco a las autoridades y representantes de la Prefectura y los municipios de la provincia de Imbabura.

“El reconocimiento de Imbabura como Geoparque Mundial de la Unesco es un hito en la historia de Ecuador y constituye un compromiso nacional que asumimos como país, como Gobierno y como sociedad civil”, aseguró la viceministra de Relaciones Exteriores, subrogante, Lourdes Puma, durante su intervención en el acto protocolar.

Así mismo destacó que este reconocimiento contribuirá a la política orientada hacia la construcción de áreas de desarrollo sostenible, que impulsa el país.

El documento fue entregado por el subdirector de Relaciones Exteriores de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Edouard Matoko, al prefecto provincial de Imbabura, Pablo Jurado, en presencia de la viceministra Puma y del ministro del Ambiente, Marcelo Mata.

La designación internacional se logró gracias al trabajo conjunto, realizado a lo largo de dos años, por varias instituciones del Estado, la academia y la sociedad civil. Dentro de esta gestión, la Cancillería acompañó y brindó asistencia técnica a todo el proceso de postulación, a través de la Comisión Nacional Ecuatoriana de Cooperación con la Unesco (Cominal).

El trabajo de acompañamiento incluyó visitas a la provincia de Imbabura, así como recomendaciones técnicas para lograr su declaración oficial como Geoparque.

El evento concluyó con una demostración artística y cultural en la que participaron el grupo de danza de Angochagua, la “Banda Mocha” del Chota y los campanilleros de San Pablo.

Los Geoparques Mundiales de la Unesco son zonas geográficas únicas, con elementos geológicos de importancia internacional, gestionados por los gobiernos nacionales y locales bajo un concepto integral que involucra estrategias de desarrollo sostenible. Además, constituyen un novedoso esquema de divulgación, conservación y educación, basado en el uso del patrimonio geológico como herramienta del desarrollo social y comunitario.